El avance tecnológico ha permitido a los sistemas de alarmas dotarse de todo tipo de complementos que perfeccionan su funcionamiento, como es el caso de los fotodetectores.

Con la ayuda de un fotodetector, ante una emergencia y un aviso a la Central Receptora de Alarmas, la alerta llega con cierta documentación que permite verificar que se está produciendo un allanamiento. Y todo en cuestión de segundos.

¿Quieres saber qué es exactamente y cómo funciona un fotodetector de alarma y por qué es más útil que un video detector? En las próximas líneas te contamos todos los detalles de estos aparatos.

Los fotodetectores proporcionan un extra de seguridad y eficacia a las alarmas, así como una pieza más de información clave en caso de que se produzca un robo en tu hogar.

¿Qué es un fotodetector del sistema de alarma?

Un fotodetector es un dispositivo con un sensor que permite detectar la presencia física en una estancia determinada o a una distancia concreta en el exterior. En concreto, detecta movimiento en un radio de unos 10 o 15 metros.

Una vez que el dispositivo detecta una presencia, se activa, y realiza una serie de fotos que van a ser clave: son las imágenes que el fotodetector envía de manera automática a la Central Receptora de Alarmas.

Esta información es fundamental para discernir entre una falsa alarma o una alarma real. No sería ni la primera vez que un gato se cruza en una casa con sensores de movimiento y provoca una falsa alarma.

También podría activarse la alarma por confusión o accidente. En todos esos casos el fotodetector permite el envío rápido de más información clave para saber si realmente existe una emergencia.

¿Cómo lo hace? El fotodetector está compuesto por una serie de elementos que le permiten cumplir su misión de manera rápida y eficaz.

Es un dispositivo pequeño, instalado en sitios estratégicos, normalmente al lado de la puerta de entrada, con un sensor de movimiento por infrarrojos. Los más modernos incorporan una cámara de fotos incorporada y un flash.

Así, en caso de un allanamiento o intrusión en la propiedad, el dispositivo envía una alarma rápida y la serie de imágenes a la Central Receptora de Alarmas. Allí se activa el protocolo de actuación ante una emergencia y así comprueban que es real.

El fotodetector trabaja a través de una red móvil, de manera que tarda segundos en enviar esas instantáneas a la Central. Las envía de la misma manera que lo hacemos nosotros desde nuestros dispositivos móviles.

Se trata de un elemento muy útil para un sistema de alarmas, pues no solo evita falsas alarmas, sino que permite a la CRA ponerse en marcha rápidamente y proporciona información en caso de robo.

¿Te imaginas, en el caso de que un sistema de alarmas no cuente con este detector, el número de falsas alarmas que tiene que gestionar la CRA? Así, los agentes de seguridad en tu casa estarán alerta cada vez que se produzca algún movimiento no deseado o inesperado.

Los fotodetectores evitan estas situaciones y convierten los sistemas de alarmas para el hogar en sistemas más eficaces y seguros.

¿Cómo funciona un fotodetector de alarma?

Cuando activas el sistema de alarma de tu casa, hay todo un circuito que se activa y una serie de elementos y dispositivos conectados y al servicio de tu seguridad las 24 horas del día.

Estés o no presencialmente en tu casa, estos dispositivos van a crear las condiciones más complicadas de acceso para un ladrón. No en vano, normalmente, las casas dotadas de alarma de seguridad son las menos asaltadas.

Los ladrones conocen la dificultad de entrar en una casa vigilada por una alarma y sus elementos. Por lo general, los sistemas completos incluyen sensores de movimiento, detectores de apertura, videovigilancia, alarma perimetral, ventanas antirrobo, sensor de puerta

Los elementos para mejorar la seguridad de tu hogar son muchos y la instalación es una inversión en seguridad y tranquilidad.

En el caso del fotodetector, mientras esté activada la alarma tiene una misión clara: detectar cualquier presencia física y enviar fotos de lo que está viendo.

Son los ojos de los agentes de seguridad en tu casa. Gracias a las fotos que hace en el momento que detecta movimiento, la Central Receptora de Alarmas tiene más información desde el primer momento.

Un dispositivo ultraconectado

El fotodetector está conectado a la señal de telefonía móvil y envía las fotos a la CRA de manera rápida y con la calidad suficiente como para discernir de si es una persona o un animal, por ejemplo.

En algunos casos se puede instalar también, o alternativamente, un videodetector. Pero, ¿por qué un fotodetector es más útil y más recomendable para la alarma de casa que un videodetector?

Al fin y al cabo, el vídeo podría proporcionar más y mejor información: para saber qué está pasando, mejor un vídeo corto que una simple instantánea, ¿no?

En primer lugar, el sistema de alarmas ya lleva incorporado un sistema de videovigilancia. Estos permiten reunir a posteriori toda la información posible sobre el altercado.

Pero, lo que es más importante: un videodetector retrasaría el envío de información en un momento clave: Cuando la CRA necesita los datos para ponerse en marcha lo antes posible ante una emergencia.

En esos casos, con una foto es suficiente para descartar una falsa alarma. Además, su recepción es rápida, de manera que en cuestión de segundos la CRA puede activar el protocolo de actuación.

De esta manera, se pone en marcha todo el engranaje que va a tratar de frustrar a los ladrones y minimizar los daños de un posible intento de robo.

En un sistema de alarmas, cada elemento cumple su función, por muy pequeño que sea, y proporciona un alto nivel de seguridad a un hogar. La tecnología ha permitido ese extra de seguridad que nos permite estar tranquilos, dentro y fuera de casa. Solo hay que activar el sistema en casa y listo.

Además de los fotodetectores, existen múltiples dispositivos de seguridad que te ayudarán a mejorar la protección de tu hogar.

Desde HomeGO te recomendamos que eches un vistazo a nuestro catálogo y escojas el que más se adapte a tus necesidades. Solo tienes que entrar en nuestra web o llamar al 900 822 500.