Abrir un nuevo local es sinónimo de preocupaciones. Hay que tener en cuenta muchas cosas: la ubicación, los permisos necesarios o el precio entre ellas. La seguridad es un factor que no debemos olvidar.

Los elementos que consideras necesarios para que tu negocio esté más seguro son una alarma, así como cámaras de seguridad. No obstante, para dificultar al máximo posible el acceso al interior, conviene también que elijas una persiana de seguridad adecuada.

¿Cuáles son los negocios que más robos sufren en España?

Nuestro país se considera bastante seguro. La tasa de criminalidad es más baja que la de otros territorios europeos como Reino Unido o Francia. Esto no quiere decir que no sea necesario proteger tu negocio de un posible robo.

De hecho, la seguridad es uno de los factores que autónomos y empresarios suelen valorar cuando eligen un local. Dentro de los tipos de comercio más susceptibles de sufrir hurtos y robos, los que más destacan son:

Aunque en estos lugares es más frecuente que se produzcan robos, si tienes algún otro tipo de negocio debes igualmente extremar las precauciones.

Tipos de robo más habituales

Te puede parecer exagerado instalar persianas de seguridad para las ventanas, pero debes valorar la cantidad de peligros a los que te enfrentas. Estos son los métodos de robo a los que debes estar más atento:

La instalación de una persiana de seguridad te servirá para protegerte de los hurtos y de robos físicos por la noche. Dado que si el atraco se produce cuando el negocio está abierto al público la persiana, al estar subida, no serviría como medida de protección.

Si lo que te preocupa son los hurtos internos, prioriza la instalación de cámaras de seguridad. Funcionan como elemento disuasorio y te permitirán saber si algún empleado intenta robar en algún momento.

En el caso de las persianas, para esta situación conviene que sean blocantes y que los empleados desconozcan el código de apertura, o que este se cambie a diario.

Tipos de persianas de seguridad

Existen múltiples clases de persianas para tu negocio. Estas son las más comunes:

Todos los tipos de persianas antirrobo mencionadas pueden ser manuales o automáticos. La elección de cualquiera de ambos presenta ventajas e inconvenientes, así que ándate con mucho ojo y no te dejes llevar por promociones o mensajes comerciales.

Las automáticas tienden a ser más seguras ya que son más difíciles de forzar y se les puede añadir un sistema blocante. Pero, por otro lado, un fallo de motor te impediría acceder a tu negocio.

El material es otro de los aspectos clave que hay que tener en cuenta. Deberás buscar un material más resistente y difícil de forzar, pero no olvides que el clima y la temperatura pueden hacer que la persiana se vaya deteriorando con el tiempo.

En resumen, a la hora de elegir la persiana más segura para tu local, tendrás que atender al criterio de calidad-precio y buscar la opción más apta. Conviene que estimes el valor total que haya en el interior de tu negocio para después calcular el presupuesto adecuado.

Si por ejemplo, tu negocio es una joyería o cualquier otro tipo de tienda con artículos de lujo, te conviene instalar una persiana autoblocante de un metal lo más resistente posible. Un robo podría suponer la pérdida de miles y miles de euros.

Es distinto si tienes un pequeño local comercial en el que no hay demasiadas cosas de valor. Si, en ese caso, tu presupuesto es más limitado, es igualmente aconsejable que instales una persiana antirrobo, aunque esta tenga un sistema menos sofisticado.

Si necesitas más información sobre seguridad, entra en nuestra web o llama al 900 822 500 y deja que en HomeGO nos encarguemos de que puedas desarrollar tus operaciones con total normalidad.