Los porteros son elementos fundamentales en cualquier vivienda, ya sea una casa o un piso. Por pura comodidad todas tienen un portero que permite abrir a quienquiera que quiera pasar.

Sin embargo, además de cómodo, tener un portero es un elemento de seguridad cuya elección no hay que desdeñar. Es cierto que, en muchas ocasiones, cuando compras una vivienda ésta ya viene con un portero automático incorporado.

Pero en ocasiones tienes la oportunidad de instalarlo tú mismo, ya sea porque la comunidad de vecinos quiere cambiarlo o porque estás comprando o haciéndote una casa individual. En ese caso no dudes en tener en cuenta los tipos de porteros automáticos que hay.

En el mercado puedes encontrar un portero automático básico y convencional, cuyas funciones se limitan a conectar la puerta de entrada con la vivienda a través de voz.

Sin embargo existen hasta videoporteros inteligentes con posibilidad de visión nocturna y otros elementos innovadores.

¿Quieres saber qué tipos hay y cuáles son sus principales características? Sigue leyendo y descubre las principales claves para elegir el mejor portero automático calidad-precio o, mejor aún, aquel que ofrezca mayores garantías de seguridad.

Porteros automáticos: ¿cuál elegir?

Existen varios tipos de "telefonillos" automáticos que podemos dividir en tres: portero automático convencional, portero automático digital y videoportero. Dentro de cada una de estas categorías existen diversos tipos con múltiples prestaciones.

No es lo mismo poner un portero automático en una casa grande en un pueblo que en un edificio de diez plantas y cuatro puertas por cada planta. Del mismo modo que no es igual una instalación para un garaje que para una oficina.

¿Qué tipo de portero automático instalar en cada caso? Pues depende del uso que le vayas a dar. Ten en cuenta la frecuencia de visitas, naturaleza del edificio (oficinas o viviendas), el lugar en el que esté situado (céntrico, pueblo, afueras, urbanización...).

Lo importante es que tengamos claro qué necesidades queremos cubrir con su instalación y cuáles son nuestros requerimientos de seguridad y nuestro presupuesto.

Como verás, existe la posibilidad de instalar un portero automático con video, wifi, registro de llamadas, visión nocturna, manos libres, etc.

La tecnología ha permitido que los porteros automáticos se hayan convertido en un elemento clave para la seguridad del hogar y, además, un instrumento perfecto para ganar comodidad, eficacia y sofisticación en tu casa.

Tipos de porteros automáticos y características

Convencional

Los porteros existen desde hace muchas décadas, en un primer momento era un puesto laboral para muchos. De hecho siguen existiendo muchas comunidades de vecinos y viviendas con un señor portero o una señora portera.

Pero el portero convencional del que vamos a hablar nosotros es, como no, un portero automático. El más básico y el más utilizado durante muchos años.

Un sistema que permite llamadas electrónicas y cuyo funcionamiento es tan simple que destaca por evitar problemas técnicos.

El portero automático convencional se basa en un sistema de 4+n hilos, donde n es el número de vecinos en el edificio. La instalación suele ser más sencilla frente a otros tipos como los videoporteros con una mayor cantidad de hilos.

Este tipo de portero automático, el más antiguo, se suele utilizar en edificios de tamaño medio. También es posible encontrarlo en casas individuales o en edificios más grandes.

Portero digital

El portero digital, sin embargo, es más recomendable para grandes edificios y urbanizaciones con muchas viviendas y muchos inquilinos. Garantiza una mayor capacidad y facilidad en su instalación, dado que solo utiliza 2 hilos.

Son los típicos porteros que nos encontramos en grandes bloques de viviendas y funcionan a través de códigos numéricos. De esta manera cada vivienda tiene asignado un código y el portero conecta con el interior a través del código que se active en cada caso.

Aunque todavía existen miles en España, la tendencia es, desde hace años, ir sustituyendo estos por los videoporteros. El motivo es que tienen un sistema más complejo y muchas más prestaciones, como vamos a explicar a continuación.

Videoportero

Los videoporteros incluyen comunicaciones, no solo por voz, para el control de acceso a tu vivienda, sino también por imagen. Es algo clave en ocasiones en las que puedes estar esperando a alguien.

Tal y como nos decían a todos cuando éramos niños, “no abras a ningún desconocido, estos aparatos han conseguido que ni niños ni mayores abramos la puerta de nuestra casa a alguien que no conocemos o de cuyas intenciones dudamos.

Desde el punto de vista de la seguridad la imagen es un plus importante. Casi todos los edificios y viviendas nuevas incorporan ya el sistema de videoportero que ayuda a identificar a quien llama.

El desarrollo de estos aparatos ha permitido la caída de sus costes y su precio actual. Aunque es más caro que los porteros automáticos digitales sin video, es inferior al de hace unos años.

Actualmente, es probable que te compense instalar un videoportero en el edificio, dado que la diferencia de coste no es tan elevada. En cualquier caso, su sistema técnico es más complejo y su instalación también, dada la cantidad de hilos para su instalación.

Además, los videoporteros ganan (por goleada) en funcionalidad. Ver en color y alta resolución a la persona o personas que pretenden entrar en casa, o a tus invitados, es un extra de seguridad fundamental.

Con estos dispositivos aumenta la seguridad de tu hogar u oficina. Puedes ver a los invitados que llegan en el caso de que tengas un negocio, permite verificar las horas de entrada y salida. Además, son un elemento disuasorio frente a delincuencia y vandalismo.

Por último, cabe destacar las funcionalidades extra que tienen actualmente los mejores porteros automáticos del mercado.

Existen videoporteros multimedia que reproducen ficheros y videos en color en diferido, memoria y registro de llamadas, visión nocturna, cámara orientable....

En función de tus necesidades puedes ir añadiendo unos u otros extras. Lo importante es mantener el confort y la seguridad de tu casa, que te permita disfrutar de tu hogar y de tu familia. De lo que de verdad importa.

Los videoporteros son, como hemos visto, unos elementos que aumentan la seguridad de tu casa, pero es bueno que instales otros dispositivos como cámaras, alarmas y sensores para proteger tu casa por completo.

No te preocupes, desde HomeGO tenemos las mejores herramientas para que te sientas 100% seguro en tu casa. Entra en nuestra web o llama al 900 822 550 e infórmate.