Muchas comunidades cuentan con un espacio para aparcar los coches. Aunque el acceso es exclusivo para vecinos, los robos de vehículos son más frecuentes de lo que pensamos. Si bien tu coche está más protegido en un garaje que en la calle, no está de más contar con una vigilancia extra.

No obstante, a la hora de instalar una cámara de vigilancia en el garaje de una comunidad, surgen muchas dudas. ¿Es legal? ¿qué pasa si se captan imágenes de un vecino sin su consentimiento? ¿qué modelo de cámara es mejor instalar?

A continuación, responderemos a todas estas preguntas.

¿Es legal instalar cámaras en un parking comunitario?

Por no andarnos con rodeos, la respuesta es sí. Se pueden instalar cámaras de videovigilancia en un parking, pero, para hacerlo, hay que cumplir una serie de requisitos.

Ante todo, una cosa es colocar una cámara de forma privada para vigilar únicamente tu plaza de garaje y otra, un sistema para todo el parking. La diferencia reside en quién es responsable del tratamiento de las imágenes.

En el primer caso, la situación es bastante similar a la que se da cuando quieres vigilar una zona exterior de tu casa o, por ejemplo, tu negocio. De cualquier modo, estarías colocando una cámara en una zona privada.

Esto es algo perfectamente legal si el objetivo es la seguridad. Ten en cuenta que no te exime de la responsabilidad de cumplir con la ley de protección de datos. Es decir, solo podrás grabar tu plaza de garaje, en ningún paso imágenes de vecinos.

No obstante, se entiende que el ángulo de visión de la cámara puede llegar a captar a alguna persona pasando, por lo que debe respetarse en todo caso el derecho a la privacidad y a la intimidad.

Necesitarás el permiso de tus vecinos para la instalación. Recuerda que las imágenes deben borrarse en un plazo determinado de tiempo. También tendrás que inscribirte en el Registro General de Protección de datos para indicar cuáles son los fines de la grabación.

La zona videovigilada requiere como mínimo un cartel en el que se indique la presencia de cámaras. Por supuesto, el único uso de las imágenes captadas será el de mantener la seguridad.

Estas solo podrán cederse a las autoridades pertinentes en caso de denunciar la comisión de un delito.

Si es la propia comunidad la que quiere instalar un sistema de cámaras de vigilancia, las leyes son similares. Con la única diferencia de que será la comunidad, la responsable del tratamiento de las imágenes captadas.

Cómo elegir la mejor cámara de vigilancia para el parking de tu edificio

Aunque sientas que el propio espacio incluye toda la seguridad que tu vehículo necesita, lo cierto es que la vigilancia es necesaria puesto que también se producen robos en su interior.

No solamente nos referimos a la desaparición de un vehículo, sino a cualquier cosa de valor que puedas haber dejado en el interior.

Aunque evitar que pase es algo más complicado, las cámaras te servirán para identificar al delincuente, poder denunciarle y así, recuperar aquello que hayan sustraído.

Lo cierto es que seleccionar el modelo de cámara ideal para un parking tiene poco que ver con elegir uno para tu vivienda. Hay muchos factores que son totalmente distintos en ambas zonas, pero principalmente destacaríamos la luz, el espacio y la posibilidad de conexión.

La luz

Uno de los factores más importantes de los garajes de edificios, es que generalmente son subterráneos, lo que quiere decir que dispondrán de muy poca luz.

Suelen contar con interruptores que pulsamos al entrar a por nuestro vehículo, pero el resto del tiempo están prácticamente a oscuras. Por ese motivo, es preferible que la cámara que elijas para tu parking tenga un sistema de visión nocturna.

Es obvio que esto puede encarecer el precio del dispositivo, aunque actualmente el mercado es mucho más competitivo, y puedes encontrarlas por un rango de precio entre los 50 y los 150 euros.

Eso sí, merece la pena que gastes un poco más y no sacrifiques la nitidez de las imágenes, ya que si son demasiado borrosas no te servirán para identificar al delincuente que haya entrado en tu plaza de garaje.

El espacio

Los parkings, dependiendo de cómo estén distribuidos, pueden ser complicados de vigilar por todas las columnas que impiden la visión de las plazas.

En el caso de que la comunidad instale un sistema de vigilancia, es bastante probable que solo abarque las zonas de acceso, pero deje fuera de la imagen algunos otros espacios.

Ante esto, la mejor solución es instalar cámaras con visión panorámica, también llamadas de 360 grados. Se trata de dispositivos que generalmente se colocan en el techo, cuya cámara es totalmente redonda y capta una imagen panorámica de toda la zona.

La conexión

Otro de los factores destacados de los parkings, es la dificultad de conexión a una red. Si la comunidad quiere instalar un sistema de videovigilancia, tendrá la posibilidad de colocar cámaras IP que permitan que las imágenes captadas se envíen por internet.

No obstante, si eres un particular y quieres poner una cámara en tu propia plaza privada, podrás decidir el modelo en función del tipo de plaza. Con la cercanía necesaria al router de tu casa, puede ser suficiente instalar una cámara IP y recibir las imágenes en tu móvil o PC.

Sin embargo, si tu plaza se encuentra en un espacio comunitario, te recomendamos que te decantes por una cámara sin WIFI. Estas, cuentan con tarjetas SD para almacenar las imágenes, que deberás ir revisando y borrando cada cierto tiempo.

En definitiva, lo ideal es contar con una cámara de visión nocturna, panorámica y sin conexión wifi para vigilar el parking de tu comunidad.

Si necesitas más información relacionada con sistemas de videovigilancia o cualquier otro dispositivo de seguridad, deja que desde HomeGO te ayudemos. Entra en nuestra web o llama al 900 822 500.