La hostelería es uno de los negocios más habituales en España y la “cultura de bar” es, nos guste más o menos, una de nuestras señas de identidad.

Es por eso por lo que, muchas de las personas que se plantean emprender un negocio, piensan en abrir un bar o restaurante. Ahora bien, en lo que a seguridad se refiere, se trata de locales vulnerables.

Cualquier negocio hostelero cuenta con una caja registradora en la que se deposita el efectivo con el que pagan los clientes. Esto, hace que se trate de un objetivo atractivo para los ladrones.

Eso, por no hablar de aquellos negocios donde son varios los trabajadores que tienen acceso al dinero. Por desgracia, cuando estás al frente de una empresa no te queda más remedio que estar alerta por si alguien intenta coger efectivo.

Alarmas para bares y restaurantes: por qué instalarlas

Muchas personas encargadas de bares seguramente consideren que invertir en un sistema de seguridad para su negocio no merece la pena. Es probable que concluyan que el gasto es innecesario si nunca han sufrido un intento de robo o una decepción por parte de algún empleado.

Aunque ningún negocio está exento de sufrir un robo o intento, la hostelería tiende a ser más vulnerable que otros sectores. Esto se debe a que se trata de locales que suelen acumular una gran cantidad de dinero en efectivo y no solo en su caja, también en máquinas de tabaco o tragaperras.

Además, al ser negocios que venden bebidas alcohólicas, es también habitual que haya botellas de valor, otro objetivo muy goloso para los ladrones. Por todos estos motivos es tan importante instalar un sistema de seguridad que envíe una alerta en caso de detectar la presencia de algún intruso.

La duda, en estos casos, suele ser qué tipo de sistema instalar. Cámaras, sensores, alarmas, etc. Las opciones son tan diversas que es difícil escoger la más adecuada. A continuación, vamos a comentarte cuáles son las alarmas para bares y restaurantes más válidas para proteger tu negocio ante posibles robos.

Sistema de alarma para bares y restaurantes

El sistema de alarma, como ya sabrás, detecta la presencia de un intruso mediante diferentes dispositivos. Una vez identificada la intrusión puede emitir un fuerte sonido o enviar un aviso a una Central Receptora de Alarmas (CRA), según el tipo de sistema que se instale.

En el caso del sonido, resulta muy útil como disuasión, ya que el ladrón sabe que ha sido descubierto y lo más probable es que reaccione huyendo del lugar.

Además, sirve también para poner sobre aviso al resto de vecinos de la zona, ya que al escuchar la alarma sabrán que algo está sucediendo. Lo más recomendable es llamar a la policía en cuanto se escucha un sonido de estas características.

La CRA, por su parte, realiza una comprobación para asegurarse de que hay un intruso en el local (siempre que disponga de cámaras de seguridad), tras lo cual avisa también a la policía.

Siempre es recomendable que la alarma esté conectada con una central, ya que es preferible contar con la asistencia de profesionales en estos casos.

Un consejo al instalar una alarma en bares o restaurantes es que el dispositivo no quede a la vista ya que, si el intruso lo detecta rápidamente, podría inutilizarlo.

Tipos de cámaras de seguridad

Las cámaras de seguridad no son únicamente un elemento de lo más eficaz para proteger tu negocio, sino que, además, cumplen una doble función.

El hecho de que capten lo que sucede en el interior del bar o restaurante en todo momento, sirve para detectar la presencia de ladrones, sí, pero también para vigilar cómo se comportan los empleados.

Es necesario que en caso de decantarte por instalar cámaras de videovigilancia, tus trabajadores estén al tanto de ello para respetar todo lo relacionado con la privacidad. Informados previamente, es perfectamente legal que vigiles así tu local.

De este modo, podrás saber, no solo si alguien intenta sustraer algo de efectivo de la caja, sino también si los empleados tienen otros comportamientos dudosos como, por ejemplo, regalar consumiciones, no cumplir con las normas de higiene exigidas, etc.

Si instalas cámaras, te aconsejamos que pongas también un router con conexión wifi. Así podrás conectar el sistema de seguridad y recibir las imágenes en directo de forma remota, a través de tu teléfono móvil, una tablet u otro dispositivo electrónico.

No olvides, si eliges instalar cámaras, adquirir dispositivos que reproduzcan una imagen nítida tanto con luz como a oscuras.

Esto es esencial, ya que la claridad de las imágenes permitirá utilizarlas para una investigación, identificando a los infractores más fácilmente. Si tienes conflictos con un empleado que no ha cumplido las normas, las imágenes son también una prueba muy útil.

Detectores de movimiento para bares y restaurantes

Otros de los elementos que te recomendamos instalar, son detectores o sensores. Estos, advierten la presencia de una persona gracias al movimiento, por lo que puedes dejarlos activados cuando cierres el local.

El motivo por el que los sensores y detectores de movimiento son muy importantes para la seguridad de bares y restaurantes, es que también detectan otros peligros como incendios e inundaciones. Cuando hablamos de seguridad, no debemos olvidar que el único peligro no es que nos roben.

Cualquiera de estos elementos, cámaras, alarmas o sensores de movimiento, pueden combinarse con cristales de seguridad que impidan que un ladrón pueda acceder fácilmente al interior.

Obviamente, no se trata de elementos incompatibles, de modo que, dependiendo del nivel de seguridad que quieras en tu negocio, puedes decantarte por una opción o instalar varias y combinarlas.

De esta manera, crearás un sistema de seguridad lo más eficaz posible. Cuantos más dispositivos, mayor posibilidad de detectar a los amigos de lo ajeno. Si no sabes dónde buscar, échale un vistazo a nuestro catálogo de productos de seguridad.

Desde HomeGO haremos que te sientas seguro sin importar dónde estés. Llama al 900 622 550 o entra en nuestra web e infórmate.