Después de la pandemia de coronavirus vivida en todo el mundo, ha quedado claro que muchos necesitamos una vivienda con terraza. La balanza se ha inclinado a favor de las casas con espacios exteriores.

Los jardines y terrazas dan libertad, pero también son algo que genera inseguridad ya que se convierte en un punto de acceso para ladrones y maleantes con intención de entrar en tu residencia.

Sin embargo, esto último no debe frenarte si lo que deseas es vivir en un lugar con balcón o grandes ventanales. La mejor solución para tener este tipo de casa y vivir tranquilo, es informarte acerca de las diferentes opciones de rejas.

A continuación, te explicamos con detalle cómo proteger tu terraza y ventanas con rejas de seguridad.

Rejas de seguridad como medida de protección

Seguro que, al pensar en rejas de seguridad, pienses en una gran mansión rodeada de un jardín, o un negocio situado en una planta baja. Estos serán los espacios donde se coloca este tipo de protección con mayor frecuencia, pero no significa que no encajen en otras viviendas.

Cuando hablamos de seguridad, aunque lo más normal sea pensar en prevenir un intento de robo, nos referimos a un término que abarca mucho más.

Por ejemplo, si vives en una casa con terraza y tienes hijos, es fundamental que pienses en su protección. Sería muy peligroso no tener ningún tipo de barrera que evite que puedan caerse, entre otras cosas.

Aparte de esto, también es importante poner medidas que impidan la entrada de intrusos, claro está. En este sentido, no te quedes únicamente con la necesidad de proteger una planta baja.

Muchos ladrones buscan la forma de entrar tanto escalando como descolgándose desde arriba, por lo que es importante contar con rejas de seguridad para ventanas, así como para terrazas.

En este sentido, las viviendas que más necesitad tienen de contar con esta medida de seguridad son las casas alejadas con jardín. Aunque también los áticos, las viviendas unifamiliares o parcela individual, así como los dúplex pueden instalarlas.

Ventajas de instalar rejas de seguridad para ventanas y terrazas

Seguridad

Claramente, la ventaja principal de tener protección con ventanas de rejas o colocarlas en terrazas o alrededor de la parcela, es que proporcionan una sensación inmediata de seguridad. Esto se debe a que constituyen una barrera física que impide el paso de terceros a nuestra vivienda.

Intimidad

Por otra parte, es cierto también que las rejas proporcionan una protección a nuestra intimidad. Y no únicamente como barrera que impide la entrada de intrusos, sino también como barrera visual que evita que nuestro espacio personal esté totalmente a la vista de los demás.

El efecto de las rejas de seguridad­­ es, además, disuasorio. Si fueses un ladrón vigilando una casa que planeas robar, y vieses que esta cuenta con rejas en terraza y ventanas, ¿no crees que pensarías que no merece la pena intentarlo?

Por suerte, hoy en día hay muchos modelos de rejas, que además de funcionales pueden ser estéticamente bonitos.

Tipos de rejas para ventanas y terrazas

Dentro de todas las opciones de rejas de seguridad que puedes instalar en tu vivienda, estos son los tipos más destacados:

Rejas fijas

Generalmente están hechas de hierro o forja y suelen ser las más comunes. Estas proporcionan una alta seguridad por la resistencia de sus materiales que disuade a los delincuentes de intentar entrar en la vivienda.

Los ladrones ven que el esfuerzo no merecería la pena y no lo intentan. Son, por tanto, ideales para las viviendas que necesiten más protección. La eficacia aumenta en caso de ir atornilladas.

Rejas desmontables

Por otro lado, las rejas desmontables son más cómodas. El hecho de poder montarse y desmontarse las hace ideales para el interior del hogar, especialmente esas zonas de tránsito donde los más pequeños pueden correr peligro (escaleras, accesos a terrazas, etc).

Rejas abatibles

Las rejas abatibles suelen estar hechas de hierro, y se caracterizan por montarse sobre dos bisagras que permiten abrirlas y cerrarlas a tu antojo. Muchos optan por esta opción para colocarlas en las ventanas, de modo que la sensación de encierro es mucho menor que en el caso de las fijas.

Rejas extensibles

No podemos pasar por alto las clásicas rejas que vemos en las puertas de muchos negocios, estas son las extensibles. También son de hierro, normalmente lacadas en color blanco. Tienen capacidad plegable, por lo que se pliegan y despliegan de forma manual.

Rejas Bandit

Unas rejas específicas para ventanas correderas son las Bandit: este tipo de rejas se fabrican en aluminio, generalmente, y el hecho de estar creadas concretamente para un tipo de ventanas, hace que sean las más adecuadas, ya que cumplen con una función específica.

Rejillas

Por último están los modelos de rejillas. Se trata de las clásicas rejas en forma de diamante utilizadas sobre todo para los comercios. A nivel coloquial se las conoce como "rejas decorativas".

Qué tener en cuenta a la hora de instalar rejas de seguridad

El tipo de vivienda es lo principal a tener en cuenta si vas a instalar rejas para su protección. En caso de residir en una vivienda con parcela propia, claramente es preferible contar con unas inclemencias del tiempo.

Si lo que quieres es proteger tus ventanas con rejas de seguridad, porque vives en un piso muy bajo o en uno alto, valora las rejas abatibles por encima de las fijas.

Es cierto que estas últimas, correctamente atornilladas, son muy seguras, pero probablemente quieras abrir las rejas en ocasiones puntuales.

Para ventanas correderas, ya hemos comentado que las bandit son la mejor opción, principalmente porque están hechas en concreto para eso. Y, por supuesto, si lo que te preocupa es la seguridad de los más pequeños dentro de la casa, tienes la opción de las rejas desmontables.

Mantén tu vivienda segura con HomeGO y los sistemas de seguridad como los kits de alarmas y cámaras que te ofrecemos. Entra en nuestra web o llama al 900 822 550 e infórmate.