La obligación de proteger un local o edificio contra incendios, se ha venido cumpliendo habitualmente mediante la colocación de extintores. De hecho, si te paras a pensarlo, seguramente los hayas visto en tu edificio, lugar de trabajo, instituto, etc.

Pero, aunque se trata del elemento más habitual, no es la única manera de protegerse del fuego.

extintor oficina

En realidad, existen otros métodos que pueden instalarse como alternativa para apagar cualquier incendio que pueda producirse. No olvidemos que invertir en seguridad no consiste únicamente en poner medidas para evitar robos.

Lamentablemente, el fuego es, en muchos casos, nuestro peor enemigo. Aquí tienes una alternativa para protegerte de él:

BIE: ¿qué es?

BIE, son las siglas para boca de incendios equipada. Se trata de un sistema completo antiincendios que, al igual que un extintor, ayuda a apagar un fuego de forma manual.

sistema extinción incendio

Para ello, cuenta con una manguera conectada a la red de abastecimiento de agua, lo que hace que su servicio sea, en principio, inagotable. Una buena opción para muchos tipos de negocio.

Las BIEs cuentan con los siguientes elementos:

  • Armario: El sistema de la boca de incendios equipada se coloca dentro de un armario, generalmente de color rojo con la puerta frontal de cristal, lo que permite ver el interior e identificar la manguera antiincendios.
  • Soporte de la manguera: El soporte de la manguera, también llamado carrete, es un objeto en el cual se coloca la manguera enrollada para su total sujeción. Si es necesario usarla, únicamente habría que abrir el armario y tirar del extremo de esta.
  • Manguera: Lo más relevante de este elemento es que tiene una longitud establecida, regulada en el Real Decreto 513. Todas ellas deben medir 20 metros de largo.
  • Boquilla o lanza: La boquilla está situada en el extremo de la manguera, y sirve para regular la salida de agua que emana de ella, así como controlar la forma en que sale (puede ser a chorro o nebulizada, en función de la necesidad).
  • Válvula: Ya habíamos mencionado que la BIE debe ir conectada a la red de abastecimiento de agua.
    La válvula, es el elemento que conecta la boca de incendios equipada con la toma de agua, y se puede abrir y cerrar para controlar su paso.
  • Manómetro: El manómetro es un objeto a través del que se puede medir la presión del agua, además de comprobar que la toma funciona de forma correcta.

Tipos de bocas de incendios equipadas

Las clases de BIEs que existen y pueden instalarse también es algo que se regula en el Real Decreto 513, que desarrolla el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI). Esta normativa entró en vigor el 12 de diciembre del año 2017.

Según la legislación, hay dos tipos de bocas de incendios equipadas, pensadas para distintas necesidades:

Boca de incendios equipada de 25mm

La medida hace referencia al diámetro de la manguera, que en estos casos es semirrígida y de una longitud de 20 metros. Tiene la capacidad de suministrar un caudal de 100 litros por minuto a 3,5 bar de presión en punta de lanza.

Boca de incendios equipada de 45 mm

En este otro caso, el diámetro de la manguera es de 45 mm, y esta no sería semirrígida sino flexible. Miden exactamente lo mismo, 20 metros, y su capacidad en este caso sería de 200 litros por minuto a 3,5 bar de presión en punta de lanza.

La diferencia entre ambas clases de BIEs, tal y como se aprecia, reside en el caudal de agua que son capaces de suministrar.

Mientras que las primeras están indicadas para aquellos lugares en los que el riesgo de incendio es bajo, las segundas se recomiendan cuando este riesgo es elevado.

Cómo y dónde instalar una BIE

Partiendo de la base de que instalar una boca de incendios equipada es tarea para profesionales, sí que existen una serie de normas que deben cumplirse al respecto.

Las BIEs se caracterizan por ser fáciles de usar y contar con una fuente de agua inagotable. Por ello, se recomiendan en lugares de gran tamaño y mucho tránsito de personas, donde es esencial un sistema que sea sencillo y eficaz.

Así pues, lo habitual es colocarlas en:

  • Edificios públicos: Ayuntamientos, comisarías, ministerios, bibliotecas, oficinas municipales, etc.
  • Lugares residenciales: Hoteles, residencias de ancianos, de estudiantes, garajes, bloques de apartamentos…
  • Centros comerciales, de ocio y servicios.
  • Edificios educativos o de salud: Hospitales, colegios, institutos o universidades.
Manguera BIE hotel

En lo referente al cómo, hay determinados aspectos que deben tenerse en cuenta y normativa que debe cumplirse a la hora de instalar una BIE.

  • La colocación del sistema debe ir a un máximo de 5 metros de la salida del sector del incendio, y debe tener un recorrido horizontal.
  • Como mucho puede ser de 25 metros desde el origen de la evacuación, además de no superarse los 50 metros de distancia entre dos bocas de incendio equipadas.
  • La boquilla y la válvula pueden estar a una altura máxima de 1,5 metros, nunca por encima. Sobre el cartel que señala la ubicación de la BIE, la parte inferior debe situarse entre 1,5 y 2,2 metros del suelo, y respetando una distancia de 30 cm con el techo.

Mantenimiento de las BIEs

Otro de los aspectos que recoge el Real Decreto 513 sobre las bocas de incendios equipadas es el referente a su mantenimiento. Así, este incluirá revisiones de distintos elementos cada 3 meses y cada 1 y 5 años.

revisión extintor
  • Trimestralmente: Se comprueba la accesibilidad, la señalización y todos los componentes, incluyendo lectura del manómetro, limpieza y engrase de cierres y bisagras y verificación del inventario.

  • Una vez al año: Funcionamiento de las lanzas en todas sus posiciones, del manómetro y de la manguera. También desmontaje de la manguera y ensayo.
  • Cada 5 años: Retimbre de la BIE, que consiste en someter a la manguera a una presión de 15kg/cm2 (prueba hidroestática).

En conclusión, si tienes un negocio te convendría instalar una boca de incendios equipada en caso de contar con una superficie grande y principalmente concurrida.

No obstante, en caso de que no sea el caso y aún así te decantes por esta opción debido a su sencillez de uso.

Puedes colocar una manguera de 25mm de diámetro, la cual tiene la capacidad suficiente para proteger un pequeño negocio del riesgo de incendio.

Tener las herramientas necesarias para poder sofocar un fuego está genial, pero si dispones de detectores de humo para intervenir antes de que se genere un incendio peligroso, mejor. En HomeGO tenemos estos productos y muchos más para que asegures al máximo tu hogar.

Entra a nuestra web o llama al 900 822 500 si quieres más información acerca de dispositivos de seguridad para tu casa.